Imagen del Allegro Café en la mañana

No siempre tenemos la oportunidad de trabajar para un lugar tan icónico como es el Teatro Solís, por suerte y gracias a la confianza de mucha gente tuvimos el privilegio de participar del proyecto Allegro Café.

Desde el inicio cuando Gonzalo Massa de Mutate se acercó a nosotros con las primeras consultas nos entusiasmó la idea. Su trabajo era cambiarle la cara al lugar, potenciarlo y llevarlo a un nuevo nivel y para ello el se inspiró en el diseño escandinavo y con esas referencias vino al estudio.

No es común que se den este tipo de proyectos en espacios aceptados por el público y la apuesta de Alvaro Kemper y Nicolás Fumía no era menor. Para llevarla adelante convocaron a la arquitecta Ianira Bertiz, DownTown – Liroy, Martin Schwedt y Mutate, quienes sugieren que nuestro estudio se haga cargo del equipamiento del espacio; el cambio debía ser profundo y notorio.

En cuanto a los productos, el estudio buscó ir por el lado de lo austero y honesto, mostrando los materiales tal cual son y apelando al paso del tiempo con dignidad conceptualmente basados en los principios del Diseño Orgánico. Son productos diarios para uso diario. La experiencia en el café debía ser placentera a partir del momento de entrar, donde el equipamiento solo es un accesorio para la vivencia. La Silla Jessie era un producto que se encontraba ya en desarrollo y nos pareció adecuado para la propuesta, la cual se complementó con una mesa de bar. También se utilizaron sillones de la Línea Monteví y una mesa de la misma línea, luminarias Bola y finalmente se desarrollaron también los centros de mesa. Los productos del estudio alternan con muebles restaurados seleccionados por Mutate que también realizaron un trabajo muy bueno junto a Marcelo Sienrra ( Director del Centro de Documentación Investigación y Difusión de las Artes Escénicas – CIDDAE) seleccionando programas antiguos del Teatro.

Centros de mesa desarrollados por menini nicola

Buscando nuevas formas de mantenernos en contacto con los usuarios y/o compradores de nuestros productos, el estudio decide “firmar” los muebles para el Allegro Café utilizando códigos QR que brindan más información sobre la historia y desarrollo de los mismos. La intención es continuar agregando valor a través de estos códigos (los mantendremos informados sobre este tema en breve!)

Códigos QR en los productos

El transcurso del proyecto no pudo ser mejor, mucho intercambio de ideas entre todos los involucrados, bocetos, ajustes y nuevos ajustes pero por sobre todo muchas ganas de lograr lo mejor.

Sin dudas, uno de los proyectos más importantes para el estudio y del cual nos sentimos, antes que orgullosos, agradecidos.

Allegro Café se encuentra en el Teatro Solís, calle Buenos Aires s/n esquina Bartolomé Mitre